Cómo invertir en bolsa con poco capital

invertir bolsa poco dinero

Cuando se cuenta con una modesta cantidad de dinero para invertir e independientemente del tipo de negocio que se desee emprender, es indispensable ser cuidadoso con el manejo de las finanzas. En el contexto bursátil y, contrario a lo que muchos puedan pensar, en relación a que todos los corredores de bolsa son millonarios, esta premisa cobra más fuerza, por el simple hecho de que cuando no se cuenta con fondos suficientes para enfrentar cualquier eventualidad financiera adversa, es menester ser previsivo y manejarse con precaución.

El capital y el conocimiento, dos factores clave para invertir

En el camino hacia la consecución de un objetivo determinado, es imperativo saber a dónde se quiere llegar, los medios que se requieren para ello y los recursos y habilidades con que se cuenta para lograrlo. En tal sentido, disponer del capital mínimo que en un plazo dado pueda generar cierta cantidad de ingresos, aunado a la capacidad de utilizar las estrategias adecuadas para conseguirlo, son elementos esenciales a tomar en consideración.

El capital disponible no debe ser susceptible de uso en actividades del día a día, ni estar sujeto a un plazo específico para recuperar el monto invertido. En cuanto al conocimiento, es recomendable asesorarse con algún experto o conocedor de la materia, con quien se tenga la suficiente confianza de aclarar todas las dudas que puedan surgir.

Así mismo también es factible investigar por cuenta propia en internet. La red de redes ofrece un amplio espectro con gran variedad de información, donde se puede encontrar respuesta a multitud de preguntas e inquietudes. Desde el broker más nobel hasta el más experto podrá encontrar en los predios de internet un excelente aliado en la conquista de sus objetivos. 

Aspectos medulares que determinan el éxito o el fracaso en el mercado bursátil…

Antes de iniciar la actividad bursátil, se sugiere prestar atención a tres elementos que rigen la materia:

  • Capital objeto de inversión
  • Tiempo estipulado para mantener activo dicho capital
  • Cantidad de dinero que pudiera estar en riesgo como consecuencia de algún revés en la actividad financiera.

En este sentido, es estrictamente  necesario conocer con antelación cuan rentable puede resultar la inversión, lo cual se traduce en conocer las comisiones generadas por concepto del dinero invertido. Una comisión es precisamente un porcentaje sobre el valor de una transacción que bien se paga al vendedor o se cobra al cliente. Se habla entonces de comisiones de compra y venta, toda vez que se producen, al comprar o vender. 

Comisiones derivadas del negocio bursátil

  • Comisiones por compra y venta

Comúnmente representan un porcentaje basado en el monto de la transacción a realizar y está sujeto al tipo de intermediario con que se esté trabajando, el mismo oscila entre un 0,20% y un 0,70%. Cuanto más alto sea el importe de la negociación, menor será el porcentaje a pagar por concepto de comisión.

Cabe destacar que toda operación de compraventa lleva implícitas dos comisiones distintas; una que le corresponde al ‘broker‘ y otra directamente adjudicable a la Bolsa negociadora de las acciones. El porcentaje a pagar queda determinado por la suma de ambas comisiones.

  • Comisiones por concepto de custodia de valores

Son aquellas derivadas del mantenimiento en cartera por parte de la entidad financiera, las mismas suelen ser calculadas sobre el importe efectivo de las acciones, conforme a la normativa. En el entendido que las acciones pertenezcan al mercado nacional, la comisión porcentual estará por el orden del 20%, estableciendo un piso anual  de 12 euros como límite mínimo.

En caso que las acciones provengan del mercado internacional, el porcentaje suele incrementarse regularmente, quedando establecido en un piso anual de 60 euros, como valor mínimo. Es conveniente resaltar que esta comisión puede llegar a ser muy baja e incluso podría ser nula, por estar sujeta a la capacidad operativa del inversionista, cuanto más dinamismo haya en su desempeño, menor será el costo imputable.

  • Comisiones por concepto de dividendos

En cada ocasión que una acción genere un ingreso, habrá que cancelar a la entidad financiera correspondiente una pequeña comisión porcentual, cuyo valor dependerá del broker‘, siendo algo mayor  a 1 euro.

  • Comisiones imputables al aumento de capital

Caracterizadas por un monto muy bajo al igual que en el caso anterior, cada vez que el inversionista decida incrementar el capital, deberá cancelar un mínimo de comisión.

Publicada el
Categorizado como Blog

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *